Diez razones para terminar con las corridas de toros / (Hoteles Taurinos)

 Según la RAE, una corrida de toros es “una fiesta que consiste en lidiar cierto número de toros en una plaza cerrada“. Por su parte, lidiar es “luchar contra el toro hasta darle muerte“. La tauromaquia es definida como “la ciencia del toreo“. Toda ciencia, incluso ésta, se estructura como un conjunto de reglas, observaciones y maneras en que la corrida y la lidia de toros debe realizarse para cumplir su objetivo final: la muerte del animal.

Muchos pensamos que las corridas de toros son una práctica inhumana, que no tiene cabida en nuestra sociedad. Este artículo tiene 10 argumentos para contestar, punto por punto, a los fanáticos de las corridas de toros que siguen apoyando esta crueldad innecesaria.

1. “La corrida de toros es un deporte” La definición de deporte según la RAE: “actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas“; hasta aquí estaríamos de acuerdo. Pero, decir que el toreo es un deporte de competencia igualitaria  entre dos rivales, es falso, pues esta condición no se cumple. Los sucesivos escándalos por el afeitamiento de los toros (cortar o limar la punta de los cuernos al toro para que su lidia resulte menos peligrosa) o las investigaciones que han dejado ver la manera en que los toros son preparados para la corrida en toriles; dejan mucho que desear a una afirmación como que el enfrentamiento se da entre dos rivales en iguales condiciones. Hoy una corrida de toros es un espectáculo de engaño y falsedad, donde los machos se enfrentan a un animal completamente minado en sus facultades físicas mediante el cansancio y el dolor. 

2.”Los toros son una tradición, y las tradiciones hay que mantenerlas” ¿Desde cuándo las apologías a la violencia y la destrucción son dignas de perpetuamiento histórico?. Tradiciones como la ablación femenina o la esclavitud -que persisten hoy en día- nos horrorizan … ¿por qué no una tradición cruel y sadista como la fiesta de los toros?. Porque se trata de animales, seres autómatas para algunos, o medios al servicio de los fines humanos, para otros. Las tradiciones sustentadas en la violencia y el aniquilamiento no hacen más que perpetuar éstos comportamientos como dignos de práctica y seguimiento: si podemos matar un animal, ¿por qué no podremos matar también a nuestro enemigo político, o a todo aquel contra el que nuestras diferencias se vuelquen?. Las tradiciones deben ser soporte de lo que nos define y construye, pero también de lo que esperamos en el futuro. La pretendida racionalidad de nuestras sociedades, y los nobles objetivos pacíficos en el mundo, están amenazados toda vez que dejamos a este tipo de tradiciones ser fundamento formativo de las nuevas generaciones. 

3.”Las corridas de toros son un arte” El arte es un proceso de creación y construcción, que da vida, no la quita. Como interpretación de una representación mental, algunos autores han definido al toreo como seductor, en tanto niega lo absurdo y trágico de la muerte humana, trascendiendo y humillando la animalidad del toro. Para Hilda Salmerón, el toro le recuerda al hombre la angustia por lo limitado de su naturaleza animal, y se proyecta en una superioridad simulada ideando instrumentos de tortura y lidiando al toro con ellas a través de las diferentes suertes o lances de la corrida. Con ello, el torero representa la trascendencia a su propia condición mortal, a su propia condición animal. Sin embargo, lo que sucede no es el enfrentamiento de toro con torero, sino un animal contra el arsenal del torero. Éste destruye y aniquila, en búsqueda de la ansiada “inmortalidad” que consigue efímeramente bajo el disfraz de la fama, de salir por la puerta grande y de premiar al diestro a merced de las orejas y/o la cola de un pobre animal que ha sido el fantoche en la farsa. Este arte no construye ni da valor. Antes bien, destruye todo lo enaltecedor del arte para la vida humana. 

4.”El toro muere dignamente” La dignidad es un valor y una categoría construida por los humanos para simbolizarnos cosas. Pero acá es utilizada para describir desde la perspectiva del toro lo que la muerte simboliza/(ría) para él. Para un animal como el toro, el dolor es el dolor y la muerte es la muerte, no son dignas ni indignas. La muerte es el fin de su vida. Y mientras más rápido y de golpe suceda, mejor -al menos, esa sería para los humanos una muerte ideal. Para un toro la corrida es la muerte inminente; porque se diga o no, toro que pisa la arena termina en la sala de despiece (aún los indultados que tras irse a la dehesa la mayoría muere por las heridas recibidas). ¿Es digna una muerte lenta, dolorosa, torturante, asfixiante? ¿Una muerte en la que un toro es obligado a someterse a las torturas de un equipo de sádicos? ¿Que dicen amar y respetar a los toros? (me imagino que los aman como una quimera y un ideal, si no no me explico la tortura a la que someten a cada ejemplar en la arena). Eso no es dignidad. 

5.”Los toros son cultura” En 1980, la UNESCO, máxima autoridad mundial en materia de cultura, emitió su opinión al respecto: “La tauromaquia es el malhadado y venal arte de torturar y matar animales en público y según unas reglas. Traumatiza a los niños y a los adultos sensibles. Agrava el estado de los neurópatas atraídos por estos espectáculos. Desnaturaliza la relación entre el hombre y el animal. En ello, constituye un desafío mayor a la moral, la educación, la ciencia y la cultura“. La cultura entendida según la RAE como “conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.” sólo será constructiva y válida mientras apueste por dar valor al ser humano, transformarlo en un ser más sensible, más inteligente, y más civilizado. La crueldad que humilla -a humanos o animales- y destruye por el dolor jamás se podrá considerar cultura. Esas sólo serán costumbres odiosas contra el mundo y contra sí mismos. Aún así, la AIT (Asoc. Internacional de Tauromaquia) ha pedido a la Unesco que la tauromaquia sea considerada parte de los “Bienes Intangibles del Patrimonio de la Humanidad”. Si la violencia, la crueldad y la barbarie son consideradas “Patrimonio de la Humanidad”, esta petición será acogida. 

6.”Son parte de la tradición religiosa, que honra a la virgen y a algunos santos” Este es un gravísimo error. La iglesia en varias oportunidades, ha condenado la celebración de fiestas en que se torturen y maten animales. El papa Pío V en 1567 promulgó una bula en que “condena estos espectáculos torpes y cruentos“, estableciendo pena de excomulgación para clérigos, emperadores, reyes y cardenales que fomentaran dichos espectáculos. En 1920 el secretario del Estado Vaticano, cardenal Gasparri declaró que “la iglesia continúa condenando en alta voz, tal como lo hiciera el papa Pío V, estos sangrientos y vergonzosos espectáculos”. Juan Pablo II, haciendo un estudio de la Biblia dice que “el hombre, salido de las manos de Dios, resulta solidario con todos los seres vivientes, como aparece en los salmos 103 y 104, donde no se hace distinción entre los hombres y los animales”. ¿Por qué los sacerdotes que promueven las fiestas patronales y las iglesias encargadas de ellas, hacen caso omiso de estas palabras de sus líderes? Será por motivos económicos, pienso: “Poderoso caballero es don Dinero” (Quevedo). 

7.”Sin corridas no habría toro bravo, éste desaparecería” El toro es un animal herbívoro. Gran parte de su vida consiste en buscar pastos para alimentarse, y no es bravo sino en las luchas territoriales, en la lucha por la reproducción y/o en situaciones de peligro. El toro es artificialmente manipulado y provocado para que responda de manera agresiva al torero. La casta brava de los toros ha sido genéticamente manipulada por el hombre para que sus ejemplares sean agresivos, tal como se han manipulado los ganados lecheros o de carne. En este caso, que se termine la fiesta de los toros significará el fin de la bravura del toro que es económicamente explotada por las ganaderías. No significa el fin de los toros, porque toros más -o menos- bravos pueden darse en otras sub-especies de toros. Ver más

8.”El toro no sufre” Como cualquier animal cefalizado y con un sistema nervioso central, sí siente: si vemos a una mosca posarse sobre el lomo de un toro, apenas la percibe éste trata de espantarla. ¿Cómo no sentirá un toro la puya, las banderillas o la espada? ¿O acaso el toro se orina y defeca en la corrida, porque le da pánico escénico? Peor si pensamos que en los toros no sólo éste es torturado, muchas veces los caballos de rejoneadores y/o picadores también caen heridos…Y ellos también sienten. 

9.”El toro bravo nació para eso” El toro bravo fue criado y predeterminado por los criadores para ese destino. Fue un capricho y una voluntad humana, movida por diferentes intereses para los que el animal era un medio, lo que selló su suerte con ese destino. Ni Dios ni la patria ni la tradición hicieron del toro bravo lo que es. Fue el hombre quien lo manipuló y lo llevó a la medida de sus deseos. ¿Es justo darle vida a un animal para quitársela en un acto pleno de dolor y crueldad?

10.”El que quiera ver los toros que los vea, el que no que se vaya” Podría decirse lo mismo de la pedofilia: el que quiera hacerlo que lo haga, los otros, que hagan vista gorda y sigan su vida. Las temporadas taurinas, las escuelas y las ganaderías se financian con dineros públicos a través de donaciones, exenciones de pago de tasas, subsidios. Un porcentaje importante de personas que están contra las corridas de toros (68.8% de los españoles) no querrían que sus dineros fueran a dar al fomento de esta cruel tradición. Es fácil vivir la vida no mirando lo feo que ésta tiene. El regocijo en la tortura y la muerte de un animal son símbolos inequívocos de cierta decadencia -al estilo de la Roma del pan y el circo-. Habemos quienes no podemos mirar hacia el lado cuando un animal sufre, y no tenemos reparo en reclamar frente a esto, tenga la tortura forma de torero, matarife, maltratador, vendedor de mascotas o empresario de entretenciones que exploten animales…

Sé que algunos argumentos quedan fuera del artículo, pero creo que éstos resumen los más importantes. Finalmente, me pregunto ¿Por qué siempre han de darse argumentos contra las corridas de toros?: Acaso la crueldad ¿no es crueldad siempre, independientemente de si la víctima que la recibe es humano o animal? No deberíamos dar estos argumentos si los seres vivos humanos o animales, fueran plenamente respetados en su ser individual… sin embargo eso no sucede hoy en día. Por eso, explicitar nuestros diferentes puntos de vista es clave para iniciar una conversación y motivar los cambios que nuestras sociedades necesitan para mejorar.

 

Fuentes: Kidstar Magazine, Portal Taurino, España Roja. Fuente fotografía:Animanaturalis.

Puedes ver también otro artículo relacionado: Animal, La Película

HOTELES TAURINOS

Relación de hoteles, ordenados por localidades, que se publicitan como “taurinos” en la Agenda Taurina de Editorial Temple. Para que puedas tenerlo en cuenta si prefieres no compartir vecindad con taurinos.

 

Almagro Hotel Almagro y Parador de Almagro.

Albacete Hotel Los Llanos, Gran Hotel y Parador de la Mancha.

Algeciras Hotel Octavio y Hotel Reina Cristina.

Alicante Trip Gran Sol y Melía Alicante.

Alcazar de San Juan Hotel Barataria y Hotel Don Quijote.

Almería Gran Hotel de Almería, Hotel Torreluz y Hotel Terraza Carmona.

Almunia de Dña. Godina, La Hotel El Patio.

Aranjuez Hotel Isabel II.

Arnedo Hotel Virrey.

Ávila Palacio de Valderrábanos, Parador Raimundo de Borgoña y Hostería Bracamonte.

Azpeitia Hotel Izarra.

Badajoz Gran Hotel Zurbarán, Confortel Badajoz y Hotel Río.

Baeza Hotel Juanito, Confortel Baeza y Hospedería Fuentenueva.

Barcelona Hotel Ritz, Avenida Palace, Hotel Conde de Barcelona, Princesa Sofía, Melía Barcelona Sarriá, N.H. Gran H. Calderón y Trip Presidente.

Bilbao Hotel López de Haro, Hotel Ercilla, Hotel Carlton y Hotel Indautxu.

Burgos Hotel Puerta Burgos, Hotel Almirante Bonifaz y Hotel Labarga.

Cáceres Melía Cáceres y Hotel Alcántara.

Calatayud Husa Monasterio Benedictino, Hotel Mesón de la Dolores, Hotel Calatayud y Hospedería El Pilar.

Castellón Hotel Intur Castellón y Hotel Mindoro.

Ciudad Real Hotel Santa Cecilia y Hotel Almanzor.

Córdoba Parador de la Arruzafa y Meliá Córdoba.

La Coruña Hotel Finisterre, Sol Coruña, Hotel Atlántico y Trip María Pita.

Cuenca Hotel Torremangana y Hotel Cueva del Fraile.

Ejea de los Caballeros Hotel Cinco Villas, Hotel Cuatro Esquinas y Hotel Aragón.

Gijón Parador Molino Viejo y Hotel Hernán Cortés.

Granada Hotel Luz Granada, Meliá Granada, Trip Albaycin y Hotel Cóndor.

Hellín Hotel Reina Victoria.

Huelva Luz Huelva y Hotel Tartessos.

Huesca Hotel Pedro I de Aragón y Hotel Montearagón.

Jaén P. Castillo de Sta. Catalina y Condestable Iranzo.

Jerez Hotel Jerez y Hotel Capele.

León Hotel San Marcos y Hotel Riosol.

La Carolina N.H. La Perdiz.

Linares Hotel Aníbal y Hotel Cervantes.

La Línea Hotel Almadraba y Hotel Rocamar.

Logroño Los Bracos Sol, Hotel Carlton Rioja, Hotel Herencia Rioja, Hotel Murrieta y Hotel Soto Galo.

Lorca Hotel Alameda.

Madrid Hotel Ritz, Hotel Wellington, Trip Gran Hotel Reina Victoria, N.H. Parque Avenidas, Hotel Alcalá, Hotel Cuzco, Hotel San Miguel, Foxá 25 Suites, Hotel Rafael Ventas y Hotel Ramón de la Cruz.

Málaga Hotel Málaga Palacio, Hotel los Naranjos y Las Vegas Husa.

Martos Hotel Hidalgo.

Murcia Meliá Siete Coronas, Hotel Rincón del Pepe y Hotel Hispano II.

Ocaña Hotel Los Hermanos.

Oviedo Hotel Reconquista, Hotel Ramiro I y Hotel Regente.

Palencia Hotel Rey Sancho de Castilla.

Palma de Mallorca Meliá Victoria y Royal Cristina.

Pamplona Hotel Tres Reyes, N.H. Iruña Park, Hotel Ciudad de Pamplona, N.H. El Toro, Hotel Maisonnave, Hotel Europa, Hotel Leyre y Hotel La Perla.

Plasencia Hotel Alfonso VIII.

Pozoblanco Hotel Dueñas Muñoz.

Puerto de Santa María Meliá Caballo Blanco y Hotel Monasterio.

Ronda Hotel Reina Victoria y Hotel Polo.

Salamanca Gran Hotel y Hotel Monterrey.

Santander Hotel Real, Hotel Santemar y Hotel Suite Palacio del Mar.

Sanlucar de Barrameda Hotel Guadalquivir y hotel Tartaneros.

San Sebastián Hotel María Cristina, Hotel Londres, Hotel Costa Vasca y Hotel Amara Plaza.

San Sebastián de los Reyes Hotel Praderón.

Segovia Hotel Los Arcos y Hotel Acueducto.

Sevilla Hotel Alfonso XIII, Trip Colón, Hotel Inglaterra, Hotel Macarena y Hotel Los Lebreros.

Soria Hotel Río Ucero.

Tarazona Hotel Brujas de Bécquer.

Tarragona Hotel Imperia Tarraco, Hotel Astari, Hotel Urbis, Hotel Marina y Hotel España.

Teruel Parador de Teruel y Hotel Reina Cristina.

Toledo Hotel Cardenal y Hotel María Cristina.

Tudela Hotel Santa María.

Úbeda Hotel Ciudad de Úbeda y P. Condestable Dávalos.

Utiel Hotel Potajero Chico.

Valdilecha El Palacete de la Ochava.

Valencia Melía Valencia Palace, Hotel Astoria Palace y Melía Valencia Rey D. Jaime.

Valladolid Hotel Felipe IV y Hotel Olid Meliá.

Vitoria Hotel Gasteiz y N.H. Canciller Ayala.

Zamora Hotel Dos Infantas y Hostería Real de Zamora.

Zaragoza Hotel Palafox, Meliá Zaragoza Corona, N.H. Gran Hotel, Hotel Zenit Don Yo, Hotel Gran Vía y Hotel Posada de las Almas.


Una respuesta to “Diez razones para terminar con las corridas de toros / (Hoteles Taurinos)”

  1. CASABINDO, ÚNICA FIESTA TAURINA EN ARGENTINA

    por Carlos Estrada*

    “Corrida de Toros” donde no se mata al animal. Celebración religiosa que se realiza los 15 de agosto en Jujuy, Argentina.

    Casabindo (en quechua significaría: “hondura helada”) y es un pueblito con pocas decenas de habitantes, aunque para la fiesta en honor a la virgen de Asunción, patrona del lugar, se dan cita todos los años miles de turistas a 3.400 ó 3.900 metros de altura; consiste en misas, cantos, bailes, comidas regionales, fogones, muerte de cabritos, uso de adornos con plumas de ñandú (prohibidas por la ley nacional N° 22.421 de Conservación de la Fauna) y una parodia de “corrida de toros” (acto violatorio de la ley nacional N° 14.346 de Actos de Crueldad contra los Animales) con fuertes repiqueteos de campanas y bombas de estruendo, iniciándose así el “toreo de la vincha”, es decir, la vincha roja que antes tenía la virgen es colocada en un pitón del toro y los participantes provistos con algunas capas rojas deben tratar de sacar con destreza y rapidez de los cuernos ese adorno que lleva monedas de plata bordadas, corriendo riesgo de ser embestidos por el nervioso y asustado animal.

    El acto, calificado de emocionante por la habilidad de los devenidos toreros, es una fiesta homenaje muy antigua, mezcla de religión católica y creencias indígenas, lo que analizado fríamente no tendría razón de continuar porque se acosa a un inocente animal en espectáculo público en nombre de la “cultura” y las “tradiciones” de Jujuy.

    Respeto las creencias ajenas y las costumbres aborígenes, pero el uso de animales para circo en el siglo XXI -sea por lo que fuere-, no lo veo correcto.

    Argentina vive atrasada en el tiempo, mantiene deformadas tradiciones y cultos muy primitivos e irracionales, entonces seguramente mi opinión caerá en saco roto.

    CARLOS ESTRADA *escritor, periodista de investigación y proteccionista independiente, dedicado a asuntos de campo, entendido en comportamiento y derecho internacional animal, hijo de hogar patricio directamente emparentado con próceres nacionales, caciques indios y caudillos.

    Buenos Aires, Argentina, 13 de agosto de 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: